Las fronteras se rompen cuando te aceptan